Las mujeres perfectas (2004)

Las mujeres perfectas

The Stepford Wives era una novela de Ira Levin (el autor de La semilla del diablo) escrita en 1972 que dio lugar a una adaptación al cine tres años más tarde dirigida por Bryan Forbes. En 2004, el director Frank Oz (quien curiosamente empezó como marionetero con Jim Henson y terminó de director de comedias como Un par de seductores o In & Out) realizó una nueva versión virando el tono del misterio y el terror a la comedia. Contó con un interesante reparto femenino compuesto por Nicole Kidman, Bette Midler y Glenn Close y con Matthew Broderick para el bando masculino. El resultado fue una discreta comedia, entretenida pero poco ambiciosa en lo argumental que funciona bastante bien aunque (al menos en mi caso particularmente) deja regusto a que en tono serio la cosa hubiera funcionado bastante mejor. Vista hoy en día, tras su mensaje políticamente correcto (signo de los tiempos, se incluye también una pareja gay), se puede adivinar, escondido, otro mensaje que es el del miedo masculino al empoderamiento de las mujeres, ahora que todos estos palabros se han puesto tan de moda, con lo que, a pesar de lo que la fachada de la película pueda aparentar, se trata un film más apto para mujeres que para hombres. Por cierto, excelente banda sonora de David Arnold.

Starship Troopers: Traitor of Mars (2017)

Starship Troopers: Traitor of Mars

Starship Troopers, la película de culto dirigida por Paul Verhoeven en 1997, dio lugar a un par de continuaciones de “directo-a-vídeo”, de poco presupuesto, bastante discretas. En 2012, el japonés Shinji Aramaki (Appleseed, Capitán Harlock) daba nuevos aires a la saga gracias a la animación 3D hiper-realista en Starship Troopers: Invasion, que, si bien es cierto que le costaba algo arrancar, terminaba siendo una emocionante y espectacular aventura de ciencia-ficción ambientada en el universo de Starship Troopers. Ahora Aramaki (co-dirigiendo con  Masaru Matsumoto) vuelve a la saga y repitiendo estilo de animación pero, lamentablemente, los resultados no están tan conseguidos como en la anterior entrega. De poca ambición argumental, escenas de acción menos espectaculares y bastante desgana en general en la narración, resulta un film bastante decepcionante; que además, con su escasa duración, que ni siquiera llega a la hora y media, parece hecha para cumplir el expediente de facturar una nueva película de Starship Troopers para el mercado doméstico. Ni siquiera tener a Ed Neumeier, guionista del film original, como responsable de la historia ayuda elevar el producto.

What happened to Monday? (2017)

What happened to Monday?

Interesante film de ciencia-ficción que parte de una premisa atractiva: en una sociedad futura donde se prohíbe tener más de un hijo, 7 gemelas aprenden a no ser descubiertas, mediante el cuidadoso plan elaborado por su padre en el que las hermanas deberán hacerse pasar todas ellas por la misma persona y se dejarán ver en el exterior una vez cada día, reemplazándose las unas a las otras. El comienzo de la película, en que vamos viendo cómo se cuida hasta el más mínimo detalle del día a día para no ser descubiertas, resulta original y hasta novedoso. Da un poco de pena cuando esto cambia, a partir de la desaparición de una de las hermanas, y se convierte en un largometraje de acción, persecuciones y corre-que-te-pillo que restan algo del ingenio que estaba teniendo el guión hasta el momento. Pese a  esto, el film resulta distraído, con los esperados giros y sorpresas del argumento a medida que se va resolviendo el misterio. Noomi Rapace hace una interpretación correcta en su tour-de-force actoral, ya que ella interpreta a las 7 hermanas, cada una con rasgos marcados para hacerlas perfectamente diferenciables. Como curiosidades, Willem Dafoe y Glenn Close en papeles secundarios, y el director Tommy Wirkola, que parece que va tomando talento como director tras sus  flojas Zombies nazies y Hansel & Gretel: Cazadores de brujas.

El misterio de Salem’s Lot (1979)

El misterio de Salem's Lot

Vuelta a ver ahora, es curioso notar cómo sufre de los aires televisivos de la época con un aire muy de folletín en la presentación de personajes (escena de cuernos incluida), aunque realmente sea necesario para conocer a los numerosos personajes de la historia. Es un defecto, pero perdonable, ya que el resto de la miniserie en sí me parece de lo más atractiva con esa narración de cómo, poco a poco, el pueblo de Salem’s Lot va cayendo bajo la maldición vampírica y transformando a toda la población en vampiros. Con fenomenales hallazgos como la escena del niño rascando el cristal (todo un impacto cuando un servidor la vio de niño en televisión), una imagen de lo más sugestiva y también fantasmagórica. Protagonizada por David Soul (en su época de mayor popularidad gracias a la serie Starsky y Hutch) y un anciano James Mason, y dirigida por un Tobe Hooper en su mejor momento (su siguiente film sería una de sus mejores películas, La casa de los horrores). Con un epílogo, que me parece una excelente aportación ya que, sino me equivoco, no estaba presente en el libro de Stephen King en que se basa.

IT (2017)

IT

Buena adaptación de la novela de Stephen King que mejora la, hasta ahora, única versión existente de la novela, la miniserie de 1990. Ayuda a esto, una mayor duración que permite profundizar más y mejor en las relaciones de los niños y sus problemas de la infancia (bullying, maltratos, amores infantiles, miedos…), a lo que ayuda un reparto infantil estupendamente seleccionado. El protagonismo infantil y la ambientación ochentera hacen que muchos la hayan definido como un “Los Goonies” o un “Cuenta conmigo” de terror, lo cual me parece bastante acertado. Respecto a los momentos de terror también funcionan a la perfección y el film resulta también más inquietante que la adaptación precedente (demasiado light al ser una producción televisiva de la época). El estupendo Pennywise  de Bill Skarsgård, no tiene, además, nada que envidiar al de Tim Curry. Curiosamente, como reflexión final, me da la sensación de que, a pesar de tratarse de un film de terror, donde mejor funciona es en las relaciones entre los niños, mientras que la última parte, que sufre algo de acumulación de sustos, no me acaba de funcionar tanto. Pese a todo, una altamente recomendable película.

I Am Not a Serial Killer (2016)

I Am Not a Serial Killer

Excelente film de terror, entre el drama y el fantástico, que juega con la idea de los asesinos en serie pero que va mucho más allá, acerca de un joven obsesionado con estos personajes hasta el punto de desarrollar síntomas que le podrían convertir a él en uno de ellos. Estupenda la recuperación del genial Christopher Lloyd (últimamente relegado a secundario en series B) en un bien aprovechado papel y excelente ambientación, con ese olvidado pueblecito americano, frío y nevado que se convierte casi en un personaje más de la historia. Y con grandes imágenes a retener como esa figura monstruosa del asesino que se dibuja entre la niebla. Altamente recomendable y aconsejable verla sabiendo lo menos posible de ella.

Rage of Bahamut – Genesis (2014)

Rage of Bahamut - Genesis

Entretenidísima serie de anime de temática fantástica que pasa de comenzar con un tono ligero y de humor para terminar en una intensa y densa historia con infinitud de criaturas y personajes (desde dioses y demonios hasta ángeles y zombies, pasando por personajes históricos reales y, por supuesto, dragones) que culmina en un final de lo más espectacular. Buena animación 2D y excelente banda sonora de Yoshihiro Ike. Muy recomendable.

Le llamaban Jeeg Robot (2015)

Le llamaban Jeeg Robot

Interesante aportación italiana al género de los superhéroes, aunque desde una perspectiva más modesta, nada glamourosa y más de “a ras de suelo”.  Así, el protagonista que adquiere los superpoderes es un pobre hombre que sobrevive a base de robos y trapicheos, combate a una banda del extrarradio de Roma, donde vive, (o más bien a su líder) e inicia una relación amorosa nada convencional. Sin abuso de efectos especiales, se agradece también el empleo de un ritmo pausado en la narración, a diferencia de la mayoría del cine comercial hollywoodiense actual.

El último héroe en China (1993)

Last hero in China

Otra historia más donde Jet Li interpreta al maestro Wong Fei-Hung, aunque en esta ocasión el film tiene un tono más ligero y humorístico que la serie Érase una vez en China. Dirigida por el prolífico Wong Jing, capaz de lo mejor y de lo peor, resulta una película distraída y con buenas escenas de lucha (el excelente coreógrafo y también director Yuen Woo-Ping aparece acreditado como co-director, lo que podría explicar esto). Con alguna escena curiosa de lucha como aquella en que Jet Li aparece disfrazado de gallina o aquella otra en que usa la técnica del luchador borracho (¿copiándole la técnica a Jackie Chan?)

Alien: Covenant (2017)

Alien covenant

Continuación de Prometheus que destruye todo lo poco salvable de esta, con una colección de personajes idiotas y de comportamientos estúpidos; protagonista anodina, situaciones de aliens mil veces vistas pero con la mitad de emoción, giros de guión que se ven venir a la legua, efectos, en apariencia, realizados mediante CGI pero de mucha peor apariencia que los hechos 40 años atrás (el nacimiento del alien da vergüenza ajena), escenas propias de un slasher ochentero… En definitiva, un desastre que hace desear que Ridley Scott abandone por fin la saga Alien.