Los rebeldes de Shanghai (2003)

Entretenida segunda parte, superior a la primera, en que la química entre Jackie Chan y Owen Wilson funciona mejor y cuenta con los alicientes de un par de villanos interpretados por Aidan Gillen (Meñique en Juego de tronos) y Donnie Yen (en la que, si no me equivoco, es la única ocasión en que estas dos estrellas de las artes marciales han intervenido juntas). Abundantes set-pieces de combates al estilo Jackie Chan, de interacción con todos los objetos circundantes y numerosos chistes sobre tópicos del Londres de la época (Sherlock Holmes, Jack el Destripador…)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario